El verde intenso de la menta fresca aviva el interior de esta habitación, decorada con una cama antigua de hierro forjado adornado con motivos florales clásicos y valiosos muebles de estilo toscano con incrustaciones y leves matices de plata.
Se trata de una habitación triple con una cama matrimonial y una individual, baño privado con ducha, secador, set de cortesía, aire acondicionado, Wi-Fi y televisión a petición del huésped, mini-bar.

Dulce sabor a...

¿Quién sabe si el nombre de esta planta
tiene algo que ver
con el verbo mentir?

Ahora, mientras le beso
dulcemente el cuello
en la habitación verde
envueltos por el color y el perfume
de las hojas de menta,
no sé si me ama de verdad
o miente,
si sus besos son sinceros
o, si en cambio,
está pensando en otro.

¿Quién sabe?
Pero yo ya he dejado de pensar,
mis piernas se entrelazan con las suyas
como la hiedra al roble;
mis manos acarician su piel
de seda clara;
mis labios se deslizan como un arroyo
descendiendo dulcemente por su espalda.
Todo, con un dulce sabor
a menta